Endodoncia

Es el tratamiento del diente que elimina el tejido vivo que se encuentra en el interior del mismo.

La endodoncia es un tratamiento que consiste en la extracción de la pulpa del diente que se encuentra en el centro del conducto de este. Una vez que la pulpa muere, se enferma o es dañada, se extrae; el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el tratamiento de endodoncia salva dientes que de otro modo se hubieran perdido.

El tratamiento de endodoncia:

La endodoncia o tratamiento de conducto, comienza por la eliminación de las zonas dañadas de la pieza dental. Este tratamiento se realiza bajo anestesia local.

El odontólogo elimina el tejido dentro de la cámara pulpar y limpia todo tejido nervioso de los conductos radiculares. Esto se hace para eliminar el dolor de la pieza dañada y para quitar el tejido infectado.

La endodoncia representa un tratamiento de suma importancia para evitar la pérdida de las piezas seriamente dañadas y comprometidas, logrando de esa forma conservarlas una vez han sido rehabilitadas, y evitar así tener que ser extraídas.

Tratamientos alternativos a la endodoncia:

La alternativa es la extracción de la pieza y ya que es una decisión irreversible, el odontólogo siempre propondrá primero la realización de la endodoncia a no ser que sea demasiado tarde y la pieza se encuentre muy dañada. No hay nada mejor que el propio diente.