Estética dental

Todos los tratamientos que se ofrecen tienen como meta el lograr una mejora estética.

 

Coronas y Puentes dentales:

Las coronas o “fundas” son unos recubrimientos completos del diente. La funda, sobre un resto de diente denominado “muñón”, pretende sustituir funcional y estéticamente la corona del diente original.

La elaboración de una corona es un proceso muy delicado que requiere una preparación muy especial del diente, una toma de registro muy precisa y una elaboración por parte del laboratorio muy creativo.

Hoy en día, especialmente en dientes muy visibles y con una función masticatoria menos fuerte, se consigue una estética natural gracias a los nuevos materiales. La estructura interna metálica de antaño puede ser sustituida por un nuevo material, el Zirconio, que al ser blanco permite mejorar la estética del diente restaurado.

En algunos casos, dependiendo de otros múltiples factores, se usan porcelanas especiales con el mismo objetivo y en casos especiales se elaborarán coronas con técnicas de cad-cam (reproducción y diseño de la corona con escáner).

Carillas:

Hay situaciones en que la estética de los incisivos se puede mejorar claramente “disfrazando” su aspecto externo. Es esto lo que se logra con las carillas o masquines.

La base de estas técnicas es poner por la parte de “fuera” una capa de porcelana (carilla) o de material composite (masquin) que modifica la forma del diente.

Las carillas están hechas de porcelana. El diente se prepara suavemente en su cara externa y sobre esta superficie se “pega” la carilla. De esta manera, el diente adquiere una nueva forma y color.

En el caso de los masquines, la ventaja añadida es que no se toca prácticamente nada la superficie del diente. Estas reconstrucciones no afectan al diente, son altamente estéticas y duraderas.

En casos de fracturas de los incisivos, con estas técnicas logramos una reconstrucción completa y natural de la apariencia.