Periodoncia

Es una de las afecciones más comunes y consiste en una inflamación con posible sangrado de las encías durante el cepillado, así como una excesiva sensibilidad al frío o al calor.

Nuestros especialistas le examinarán para determinar el grado de su afección y le proporcionarán el tratamiento periodontal más adecuado con el que disminuirá la inflamación gingival y el sangrado. Contamos con las técnicas más innovadoras y los materiales más sofisticados.

La periodoncia debe ser tratada a tiempo para evitar complicaciones y una posible pérdida de hueso. Una vez controlada la patología periodontal, el paciente cuenta con un seguimiento constante para vigilar la progresión de la enfermedad y mantener sus dientes sanos y en perfecto estado.

¿Qué es la periodontitis o enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal, conocida como “piorrea”, es una patología de los tejidos que rodean al diente: encía y hueso.

Comienza con la inflamación de las encías (gingivitis) y progresa hacia la raíz del diente destruyendo el ligamento que une este al hueso.

En casos avanzados el diente se queda sin apoyo y se pierde.

Para tratar adecuadamente la periodontitis el primer paso es hacer un buen diagnóstico de la enfermedad de las encías. Este diagnóstico consiste en:

  1. Historia clínica.
  2. Exploración bucal.
  3. Exploración radiológica: se realizarán radiografías periapicales y en casos en que la enfermedad esté avanzada será fundamental disponer de una radiografía tridimensional para conocer con exactitud el grado de afectación del hueso.

En el Institut Odontològic Ronçana disponemos de un moderno equipo de radiografía tridimensional que nos capacita para hacer un diagnóstico preciso.

Principales causas de la periodontitis:

Las causas de la periodontitis son múltiples:

Factor bacteriano:
Hay una proliferación de bacterias que anidan en los restos de comida y sarro depositados en los dientes.

Factor genético:
Una predisposición hereditaria hace que aparezca en ciertas personas.

Higiene dental insuficiente:
Los restos de alimentos son un caldo de cultivo para las bacterias.

Idiosincrasia inmunológica:
Ciertos déficits inmunológicos en la saliva permiten una proliferación bacteriana anómala y exagerada.

Malposiciones dentarias:
La colocación inadecuada de los dientes influye directa e indirectamente a esta enfermedad.

Oclusión patológica:
Incongruencias en la oclusión dental facilitan el desarrollo de la enfermedad.

Prótesis:
Mal ajustadas o con un diseño deficiente.

Hábitos:
El tabaco es un factor claramente inconveniente para la salud de las encías.

Los síntomas de la enfermedad periodental:

Los síntomas periodontales dependen de la fase y el grado en que se encuentre la enfermedad.

  1. Sangrado bucal al cepillado o en casos más avanzados de manera espontánea.
  2. Dolor o molestias gingivales.
  3. Mal aliento.
  4. Retracción de las encías: en un primer momento, por la inflamación, se produce un aumento de la encía, pero con el tiempo, al perder hueso, la encía se retrae y quedan expuestas las raíces.
  5. Sensibilidad al frío o al calor.
  6. Flemones abscesos.
  7. Movilidad dentaria: los dientes y muelas acaban por perder el soporte óseo y se mueven. En casos muy avanzados, la movilidad acaba en la caída espontánea del diente.